23. sep., 2016

¡Bienvenido Otoño!

Aunque el fresquito se aproxima y los días se quedan más cortos, el otoño puede ser muy especial para disfrutar con los niños.

Salir a buscar hojas secas por ejemplo, puede convertirse en un plan muy divertido al aire libre.

Para que sea más entretenido puedes pedirles que busquen hojas diferentes y que comparen distintos colores, tamaños, formas. Que sientan su textura y el ruido que hacen al arrugarlas.

Una actividad llena de beneficios:

- Les mantiene entretenidos.
- Les pone en contacto con la naturaleza, lo que les apoya en muchos aspectos del desarrollo.
- Se conectan con el presente, estimulando la concentración y les ayuda a regular sus emociones.

Y si te parece poco, puedes llevar las hojas para casa y plantear alguna manualidad para el final de la tarde.

¡ A disfrutar del otoño!